Creatividad:



Eres un conglomerado de mariposas en mi mente ansiosas por volar y formar palabras, por empezar una historia, un personaje, una mirada hacia el futuro. Tienes peculiaridades a la hora de elegir los temas que quieres que el cerebro desarrolle, con las letras que quieres utilizar y las imágenes que adecuas en mi cabeza para cada momento específico para hacerlo único, para procurar que signifique algo intenso y así, poder ponerle palabras interesantes y crear una pequeña y modesta obra de arte formada por perfeccionados párrafos.

Al parecer, no tienes límite alguno por mucho que lo piense y busque uno solo que adecuarte, lo único que limita es el miedo a equivocarse en una historia, algo con lo que estoy muy familiarizada y que no debería ocurrirme sabiendo que las palabras en un ordenador pueden ser corregidas en cualquier momento. Eres capaz de dar tantas ideas sutiles que ni siquiera te sientes agobiada o desbordada por ellas, envías toques de color a nuestra mente para formar enternecedores momentos escritos y montones de conversaciones que harán que los personajes puedan cobrar vida en cada situación. 

Siempre has estado en mí para intentar enfocarme en algo que pudiera controlar, para que me desahogara de toda la negatividad presente en cada situación vivida, siempre una mota de esperanza que me hacía creer que valdría la pena incluir mis letras en un pequeño espacio de la sociedad, que valdría la pena dejar una huella en las personas, dejar una mariposa volar al viento. Realmente, eres como una especie de amiga que vive en todos mis días y noches, incluso aunque esté dormida porque tratas mis sueños con absoluto realismo, hasta eso sabes hacerlo bien, sabes evocarlos para que luego pueda aprovechar la idea y transcribirlos para que se conviertan en fantásticas historias.

Desde que te conocí que no me has fallado, que siempre has estado ahí para sacarme de mis embrollos mentales y encaminarme a un mundo de color y emocionantes cambios de situación, has sabido sobrellevar mis peores momentos trayéndome ideas geniales para escribir, para colorear un nuevo mundo en mi mente y mostrárselo a otro complejo y lleno de injusticias, incluso me ayudas a opinar sobre ello poniendo un montón de letras a mi alrededor con las que ponerme a trabajar. Puedes hacer que imagine lugares, la vestimenta de los personajes, sus personalidades, situaciones complejas de las que no puedan salir o se sientan encerrados... novedades que cada día me sorprenden mucho más.

Consigues que me inspire con cualquier cosa, por pequeña e insignificante que parezca. Eres una pieza más del rompecabezas que forma mi mente, eres la fuerza que me ha mantenido cuerda en momentos difíciles y me ayuda a equilibrarme en los fáciles. Conllevas un gran esfuerzo porque no siempre sales sola, necesitas algo de ayuda de la inspiración para florecer como ninguna otra. Siembras ideas para encontrarme a mí misma y ser capaz de exprimir todo mi potencial, de sentir cada palabra, cada frase y cada mirada que llego a escribir con un toque de mariposa, dándole el color necesario como para hacerla única y especial.

Formamos un equipo al que a muchos les gustaría participar y en el que empezar a darle sentido a las palabras que decimos y escribimos, el significado que verdaderamente tienen. Eres la máquina en nuestra mente que hace que veamos las cosas de una manera distinta, más vistosa y colorida, más unida a una manera de pensar diferente, más pura. El sentimiento acompaña a cada una de estas facetas y, la verdad, nunca te quedas corta con lo que ideas, siempre sabes darle a emoción a la historia para que quede tan perfecta como mi perfeccionismo permite, complementas hasta a las ideas más retorcidas, las que permanecen en una habitación oscura de mi mente, encerradas para evitar que causen estragos, incluso a esas, tratas de hacer que tengan color para expresarlas de diferente manera a como las veo yo.

Tienes una fuerza que movería montañas, incluso sonrisas, siempre tratas de sorprender a quién te tiene presente día a día y transformas un día gris en uno lleno de alegría y ganas de creación. Mueves los hilos para que cada circunstancia sea un motivo para crear algo nuevo y diferente, para prosperar en nuevos aspectos que creía perdidos, eres una especie de luz en unas nubes que nunca creían brillar. Eres lo que enciende la pasión de la escritura y la hace cada vez más real, más emocional y penetrante, más firme e inspiradora, tratas de convertir cualquier momento en absoluta creatividad, así como tu propio nombre indica...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Aparición:

Sin Palabras:

TAG Series: