Entradas

Entrada destacada:

Atrapada:

Imagen
Estaba sentada en el borde de la cama, agotada de ver ante mí un nuevo día sin ningún sentido, mirando a mi alrededor el tremendo desastre que me embriagaba. Aquel sótano olía a moho, lo limpiaba de vez en cuando pero seguía oliendo igual de mal, no podía remediarse, tenía una pequeña ventana donde podía entrar el aire pero nadie se disponía a proporcionarme aquel momento de placentera armonía con el sol, la naturaleza... hacía tres meses que no salía de aquí, al parecer, tenía dieciséis años y no tenía derecho a salir del sótano porque no había sido buena, al contrario que mi hermana mayor, la doña perfecta que tanto adoraba a mis padres y era la viva imagen de la perfección. Siempre habíamos sido muy diferentes, Doria solía callarse todo lo que pensaba y hacía todo lo que le decían con un "sí, señor/a" pero yo, jamás pude hacer algo así y mucho menos en mi condición. Nuestros padres son católicos y no conciben que a una de sus hijas le atraigan personas de su mismo sexo si…

Próximo Capítulo:

Imagen
Llevaba tiempo sin pasar página, sin despejar mi mente, sin un ápice de motivación entre las letras. No dejaba de pensar en mi falta de inspiración, en mi constante que era la soledad y la facilidad que había adquirido al olvidar que mi hija tenía un papel muy importante en mi vida, seguíamos hablando pero con un deje de sarcasmo y miradas furtivas por encima del hombro, casi prefería cerrar la boca para que no pudiera juzgarme. No había sido un padre modelo, ni siquiera un escritor de renombre como antaño, mi última novela fue un auténtico fracaso y todavía estoy pagando los platos rotos que los fans dejaron entre miles de comentarios en redes sociales, en internet y en todos y cada uno de los periódicos, estaba fuera de la literatura actual.

Hacía meses que no ponía un pie en el despacho donde solía innovar, crear nuevos personajes y sentir que formaba parte de algo único y auténtico, ya no podía cruzar la puerta, la habitación estaba en completa penumbra y el polvo se dejaba entreve…

Señales:

Imagen
Los estudios han colapsado mi vida hasta límites insospechados, no recuerdo la última vez que tuve un ápice de vida social o un respiro, ni siquiera sentí la separación de mis padres por estar tan centrada en leyes y en un conglomerado de disciplina que me estaba ahogando. Jamás había querido ser abogada, toda mi familia formaba parte de esta rama de profesión y no quería decepcionarles, según decían siempre, lo llevamos en la sangre y no podemos renunciar a ello. Mi pasión es la fotografía, no tengo ni un momento libre, pero espero dedicarme a ello algún día. Cada vez lo veo más lejos, un sueño que quizá, no vaya a cumplirse nunca, mi padre ya ha encontrado un pequeño despacho en el centro donde poder ejercer la abogacía, algo que me repugna por no haberme preguntado antes de hacerlo. Estoy en mi tercer año pero todos están preparados para honrar mi fantástica graduación, nadie me preguntó a qué quería dedicarme, mis padres fueron a la Universidad cuando todavía seguían juntos y me m…

Un Nuevo Viaje: Psicoanálisis

Imagen
Esperaba fuera de la consulta de la psicóloga que ayudaba a trabajadores del hotel a superar sus adversidades tanto personales como profesionales, temblorosa, con los ojos fijos en el suelo, jamás había acudido a un lugar similar, esto era una especie de terreno desconocido. No quise venir aquí pero mi jefe se empeñó en que lo hiciera, en que me tomara un par de semanas libres para reorganizar mis ideas, ese hombre era extrañamente cariñoso y atento, todavía no entendía el motivo pero, la cuestión es que lo era. Muchas veces, he llegado a pensar que habría algún interés oculto tras aquellos ojos oscuros y penetrantes pero no, nunca me pedía nada a cambio; otras veces, me molestaba que se compadeciera de mí, era una persona como cualquier otra, con sus traumas, circunstancias y personas de las que quería escapar, nada extraño en este mundo... ¿verdad?
Oí mi nombre pero no sabía muy bien cómo levantarme de la silla, todo mi cuerpo estaba en tensión. Tras varios intentos fallidos de incor…

Inoportuno:

Imagen
Había terminado de hacer algunas compras, Jeff me esperaba en casa. Había tenido unos días muy malos, sufría de depresión pero parecía estar en equilibrio, además el psiquiatra creyó que no había peligro de suicidio, yo era su única familia y se aferraba a mí con todas sus fuerzas, fue algo que verdaderamente me alivió porque no quería tener que llorar su pérdida antes de que ocurriera. No le había dejado solo desde hacía meses, antes de salir de casa me había dicho que estaba perfectamente y que podía soportar el que yo no estuviera, me ha parecido una mejora bastante buena, hasta llegar a sonreír como hacía meses que no hacía.
Mi familia me decía que me volcaba mucho en Jeff, en su enfermedad, terminaba sentada a su lado en el sofá para hacerle compañía, entendía lo que sufría pero nadie más lo hacía, creían que estaba quitándome mi vida poco a poco pero no era así como yo lo veía. Había pasado un par de años horribles tras la muerte de su hijo y era evidente que le había afectado mu…

Rabia Adormecida:

Imagen
En cuanto abrí los ojos, pude vislumbrar a mi alrededor el desastre al que alguien me había sometido, estaba amordazada, sudaba y casi no podía respirar, las cuerdas estaban atadas a la silla donde estaba sentada demasiado fuerte como para permitir que entrara el aire en mis pulmones. Todavía estaba algo mareada y no recordaba lo que ocurrió el día anterior, notaba la boca seca debido a las horas que habrían pasado sin hidratarme, me sentía muy cansada y parecía que me hubiesen abierto la cabeza con un martillo, no podía soportar el dolor. Estaba en una especie de sótano en una casa de madera, dado que, todo mi alrededor estaba repleto de ella, parecía útil para lo que mi secuestrador quería hacer conmigo y no dudaba de que tenía práctica, había un conglomerado de utensilios en la pared del fondo que me producían auténticos escalofríos y parecían tan afilados que no podría decir que no tenía miedo, estaba más bien aterrada.
Oía sus pisadas en la parte de arriba, tan pesadas, tan sufrid…

Esa Sonrisa:

Imagen
Su sonrisa me perseguía, era tan suya y tan mía que me animaba a seguir con el único objetivo de permanecer vivo entre aquellas cuatro paredes que me habían retenido hacía cinco años tras la sentencia de culpabilidad que me ha hecho preso de mis propios pecados, de mis constantes enigmas, haciéndome cómplice de noches sin dormir, del ruido de mi mente e incansables formas de encontrar algo por lo que luchar y seguir adelante. A veces, fallaba en el intento y creía de verdad que merecía lo peor que me pudiera ocurrir, auto destruyendo cualquier ápice de esperanza de renacer entre rejas.
Tan solo buscaba reencontrarme con esa sonrisa y esos dientes blancos y perfectos que me seguían en todos y cada uno de mis sueños, persiguiendo mis anhelos y tratando de encontrar la forma de verme a mí mismo salir de esta celda, a pesar de las palizas diarias de otros presos, a pesar de la comida basura que servían en el comedor y a pesar de mirar por encima del hombro cada vez que salía de la celda, e…