Especial:




Cuando abro los ojos, eres lo único que me viene a la mente. Eres la única persona en la que pienso constantemente y no creas que no he pensado que me estoy volviendo loca, lo he hecho, pero todo termina en que te quiero tanto que soy incapaz de hacerme a la idea de que no estés a mi lado. He pensado muchas veces en todo lo que hemos compartido hasta hoy, todas las cosas por las que hemos pasado y las que me gustaría que tuviesen lugar más adelante, tan solo tú y yo sin barreras, sin ningún tipo de restricciones, sin limitaciones, sin prohibiciones que hagan que nuestros besos dejen de fluir, de conectarse o de despegarse. Esa fluidez es la que conoce mi corazón cuando se une al tuyo, cuando se conecta a tu alma sin importar lo que ocurra más tarde, sin importar las normas que haya que quebrantar, el amor no tiene barreras y nadie puede formar paredes en medio de dos personas que se quieren de verdad por mucho que quieran.

Tus ojos han penetrado tanto en los míos que es imposible que no me conozcas, es imposible que mi cariño no fluya hacia ti, que no te sienta junto a mí, a mi lado en todo momento y esperando que mi futuro también sea el tuyo, que pueda ser compartido para empezar algo mucho más fuerte y profundo poco a poco, cada vez aumentando aquello que sentimos y convirtiéndolo en algo que nadie comprendería, algo que quizá los demás calificarían de obsesión, da a entender que he perdido el camino o que me mantengo distraída, pero no es así, nunca he estado tan segura de algo que he sentido como lo estoy ahora, con esa ansia por verte, por sentir tu cuerpo unido al mío y por tener tus labios sobre los míos sin siquiera poder despegarme de ellos; no lo hago aposta, simplemente lo siento. Me miras con ternura, sacando esa pasión que tienes dentro cada vez que estamos juntos, que muestran el cariño por cada parte de su ser, demostrando que cada sentimiento vale la pena, que cada momento que pasamos juntos es único.

Supongo que siempre hemos tenido una unión especial aunque hayamos pensado de forma diferente, aunque no tengamos ideas similares o hayamos discutido en varias ocasiones. Supongo que ahora es mucho más fuerte después de las circunstancias últimamente, después de todo lo pasado y al habernos dado cuenta de nuestros errores, algo que ha podido lograr que nos unamos cada vez más. Terceras personas que han flanqueado nuestra relación durante estos meses no pueden con nuestros sentimientos, no pueden disiparlos, no pueden hacerlos desaparecer, ni siquiera pueden hacer que deje de quererte, de verte o de sentirte tan dentro de mí, simplemente no pueden hacer que deje de sentirme así de especial estando contigo, es algo que no pueden quitarnos.

No me imagino una vida sin ti, no sería el tipo de rutina que me gustaría tener. Esos paseos cogidos de la mano o de la cintura al caminar por la orilla del mar, esos besos tiernos al hacer el amor, esas mejillas sonrojadas cuando decimos algo gracioso, esas carcajadas cuando contamos algo que nos hace morir de risa, esos cumpleaños en los que me has regalado cosas lo suficientemente especiales como para pensar que verdaderamente te importo, esas vacaciones en países distintos quedándonos solos en un hotel precioso del que podemos sacar partido... Estas cosas son las que no cambaría por nada del mundo, no las haría desaparecer, no dejaría de recordarlas ni de sentirlas, de hecho, no me canso de hacerlo; cada mañana, me llega tu sonrisa a mi mente como una ráfaga de aire, de forma delicada y suave, haciendo que mi corazón se una al grupo y siga sintiendo que formo parte de una vida especial como es la tuya.

No me importa lo que piensen o quieran los demás, no creo que nadie consiga entender lo que he sentido por ti hasta este mismo momento, en el cual, todavía siento, todavía noto esa unión, ese sentimiento profundo que no puedo evitar, esa preciosa sonrisa que no puedo ignorar... Mis recuerdos de ti y mi presente contigo es lo importante, es lo que hace que el resto de días de mi existencia valga la pena, son los que inundan mi vida de amor, ternura, cariño y de especial atención constante, no como un control o una obsesión, sino como algo que se siente de verdad, en lo que profundiza dentro de uno mismo, que no se reflexiona sino que sale automáticamente. Mis ojos se iluminan cada vez que te veo, cada vez que estoy a tu lado y respiro el mismo aire que tenemos alrededor en ese mismo momento, cada vez que hablas y te siento tan cerca, cada vez que me abrazas y me das un delicado  beso en los labios, algo que verdaderamente hace que me sienta halagada, cercana, tan única...

Nadie puede prohibir que las emociones sean ellas mismas, que dejen de salir o que no me deje llevar por ellas cuando sé que son verdaderamente reales, sentidas en lo más profundo y con esa forma espacial de querer, con ese corazón que late tan fuerte cada vez que te veo esperando en tu cama, cada vez que me miras con esos ojos verdosos con toques castaños cuando les da la luz. No podría esperar a vivir contigo, a sentirte todavía más cerca de lo que estás actualmente, no podría esperar a decirte "te quiero" cada mañana, no podría esperar a aprender a cocinar a tu lado, esperar a dormir contigo cada noche y abrazarte en todo momento, sentir tu calor junto al mío, haciendo que la pasión fluya desorbitadamente, sin pensar que quizá es peligroso que se expanda tanto, ¿o quizá no? 

Haces que todo parezca perfecto, que un sueño se convierta en realidad, haces que todo parezca tan sencillo y tan especial, haces que nuestro alrededor deje de importar para solo importar nosotros, haces que tu vida sea mi vida y la compartamos sin miramientos, haces que nuestra unión vuelva a ser la protagonista de nuestra propia historia. Supongo que empecé a sentirme así la primera vez que tus labios se posaron sobre los míos y me dieron una sensación de calidez y ternura, cuando me miraste y sonreíste y cuando decidiste seguir estando conmigo sin lugar a dudas, siendo que soy bastante difícil, te doy la enhorabuena por cautivarme con tanto ímpetu.

Cuando alguien pronuncia tu nombre sonrío, quererte me hace feliz y tú lo haces constantemente. Cuando estoy contigo es el único momento importante del día, el único momento especial que tengo y quiero explotarlo al máximo, quiero sentirlo por todos los poros de mi piel, por ello, a veces me vuelvo ñoña sin poder evitarlo porque me pones muy contenta, como una niña cuando su madre le permite salir fuera de casa a jugar con la pelota, realmente salta de alegría; de la misma forma que yo. 

Quiero que sigas formando parte de la misma, que no te alejes, que no dejes de hacerme sentir así, que no pienses por un momento que no te quiero o que mi lealtad no está siempre contigo. Quiero que sepas que los recuerdos siempre están en nosotros, que somos lo verdaderamente importante dejando de lado a las terceras personas que no tienen ni idea de lo que sentimos en realidad, que sepas cuánto te amo y cuánto te echo de menos cuando no te veo en una semana, siente lo que yo siento con una mano en el corazón, bésame como siempre lo has hecho y continuemos haciéndonos sentir especiales y felices por mucho que las circunstancias sean tan duras. Tu especialidad es hacerme sentir única y especial, espero que siempre siga siendo así...
Follow my blog with Bloglovin

Comentarios

Entradas populares de este blog

Escritor Decepcionado:

TAG Series:

Sin Palabras: