Slipknot: Un sentimiento eterno





Es difícil crear mi blog y no hablar del grupo que realmente me cambió la vida, por así decirlo. Empecé a escucharlos cuando tenía once años, una edad muy temprana para empezar a escuchar heavy metal, pero así fue. La primera vez que vi el disco con el mismo nombre que el grupo en la biblioteca de la ciudad donde vivo, no lo cogí porque seguramente en mi casa no aceptarían semejante tipo musical, así que, cogí mis libros y me fui a casa. Pero al día siguiente, volví a ir a la biblioteca a estudiar y vi el disco posado en una de las estanterías como si estuviera llamándome, como si quisiera que lo cogiera y me lo llevara de inmediato; una sensación bastante poderosa de curiosidad hizo que alargara la mano y cogiera ese CD para ponérmelo inmediatamente en el discman y escuchar ese vibrante ritmo y esa voz de Corey Taylor tan hipnotizante y profunda. Cuando empezó la música, todo mi cuerpo se quedó parado en medio de esa biblioteca, la cual, en ese mismo instante no parecía importar lo más mínimo, y me quedé con la boca abierta, ya que, no sabía cómo explicarme a mí misma cómo podía existir algo tan increíble y que hubiera personas que pudieran hacerte sentir todo aquello. A partir de aquel momento, no paré de escucharlos y sigo sin dejar de hacerlo.

Slipknot no es sólo es un grupo que empezó con poco y ha ido creciendo como todos los que hay en todo el mundo, sino que son una familia de nueve personas que pueden hacer que sientas que puedes hacer frente a todo lo que te suceda en la vida, que nunca te traicionan, que son tan profundos que te sientes totalmente identificados con su música, representan todo aquello en lo que crees y has querido siempre, lo que pasa es que no sabías explicarlo, como yo en este mismo momento. Esta familia no es algo que se pueda palpar, es un sentimiento, una fuerza que hace que te embriague todo su aroma musical, es un potencial enorme y es algo que no cambiaría por nada del mundo.

Realmente, aparecieron en mi vida en una etapa muy difícil, así que, me apoyé en ellos por completo, ya que, no podía dejar de escucharlos. Me sacaron del abismo y de la oscuridad que sentía en aquel momento en el que estaba conviviendo con personas que me hacían daño y, refugiarme en su música hizo que fuera capaz de reflexionar acerca de todo aquello que tenía alrededor e incluso, me hacía rememorar momentos que quería cambiar en mi vida. Hacían que me sintiera fuerte en aquellos momentos y que pudiera más que todo aquel dolor que sentía, hicieron que fuera capaz de irme de aquel atolladero y pudiera continuar adelante en otro sitio donde me valoraran y respetaran como es debido, con ellos me sentía parte de algo y me sentía identificada con algo, con ellos todo era posible y no todo era un sueño, sino que te hacen reflexionar de cómo las personas que se creen mejor que tú realmente son iguales que tú y nada más, me enseñaron muchas cosas.

Pero el veinticuatro de mayo de dos mil diez, todo cambió para ellos, esa fue la fecha en la que murió el bajista de Slipknot: Paul Gray. Todos ellos siempre han sido como hermanos y aquello fue una gran pérdida, ya que, Paul era el que siempre les calmaba cuando había alguna pelea, les mantenía unidos y siempre apoyaba a quien tuviera problemas. Aquello fue un duro golpe, tanto para ellos como para los fans, ya que, no solo era alguien que formara parte de un grupo, sino alguien con quien nos identificábamos la mayoría de nosotros, algo de lo que formábamos parte. Yo necesité leer la noticia varias veces en el periódico, no me lo podía creer, mis ojos estaban desorbitados mientras en los titulares decía que Paul Gray había muerte de una sobredosis, ya que, tenía problemas del corazón y se suministró una dosis mayor de la que realmente necesitaba y, al final, murió. 

Sé que la mayoría, cuando ven una foto de ellos, les aterran sus máscaras, pero no hay nada que pueda dar miedo, es como un ritual. Esas máscaras simbolizan aquella parte mala de ellos que no quisieras ver, es como, una parte interna nuestra que le daría miedo a los demás ver, pero en esas máscaras quieren representar esa parte de ellos; lo curioso es que no les gusta para nada ponérsela pero, es algo que forma parte de ellos, como una prolongación de sí mismos.

Tuve suerte de que algo tan increíble e intenso apareciera en mi vida y me hiciera sentir tan especial y tan fuerte a la vez, algo tan profundo que no puedo expresar con palabras, algo tan bonito que cuando lo pienso sonrío, algo que cuando lo oigo me inspira y me ponga a escribir historias sobre mundos de fantasía, algo tan magnífico que no hace que te arrepientas nunca de haberlo oído.

Slipknot no es solo un grupo, es vida.

Aquí os dejo un link con una canción de Slipknot llamada "Duality" del álbum: "Vol.3: The Subliminal Verses".









Comentarios

Entradas populares de este blog

Aparición:

TAG Series:

Escritor Decepcionado: